Pages


HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

Monday, December 15, 2014

El vuelo


Por: Milton Muñoz (Mino)


Hola a todos y todas. Yo soy un caminante de la tierra, aborde un avión que se dirigía a un vuelo de sueños y esperanzas, en el que la propuesta para ingresar era “si cambias tu´, cambia el mundo” y personalmente decidí abordarlo ya que sentía que mis objetivos se fueron profundizando conforme pasaban los día. En la trayectoria del viaje, el lugar de llegada aún no se conocía, sin embargo el proceso sería una experiencia incomparable, interesante e inolvidable.
El proceso de crecimiento interno y externo generó diversas habilidades, situaciones y cuestionamientos. Hubo trabajo sacrificado que dio pequeños y grandes frutos, hubo enseñanzas y aprendizajes, hubo conflictos y dificultades, encuentro de culturas de las montaña y las corona, de intercambios de sueños y  pensamientos, una redefinición de la vida y la paz, de la justicia y la igualdad. Hubo bosques de primavera con rosas, botellas y escaleras de subida a un nuevo tiempo.
Las almas que nos encontramos y nos descubrimos, supimos que nuestro viaje tendría muchas adversidades y al mismo tiempo un alto vuelo, un vuelo hacia territorios nuevos, de sonrisas y lágrimas, de esfuerzos y reacciones, de fortaleza y apoyo, de trabajo personal, social, material y espiritual, de pura alegría infantil que construyo un territorio momentáneo de comunidad.
Los vientos que se transformaron en huracanes, muchas veces configuraron visiones y misiones, formas de vida y de pensamiento, fortalecieron o debilitaron la formación de cada una de las almas que volaban en el sendero del tiempo.
La voluntad muchas veces puede estar por encima de los obstáculos que aparecen en el viaje, es por eso que la voluntad por cambiar la sociedad debe crecer y renacer más de un millón de veces. La voluntad por sentirse vivo, aunque la realidad quiera destruirla, debe fortalecer nuestros valores y principios por la justicia social. Esta voluntad no será destruida, ni por la apariencia de un progreso, ni por las diferencias en pensamientos. Somos todos y todas seres de luz y conciencia, somos voluntarios de la creación de la  esperanza, somos un movimiento sin fin pero con una partida clara, la voluntad por un mundo mejor, somos un todo dividido que se rencuentra en diversas circunstancias en la libertad del vuelo. 

  “El trabajo voluntario es una escuela creadora de conciencia, es el esfuerzo realizado en la sociedad y para la sociedad como aporte individual y colectivo, y va formando esa alta conciencia que nos permite acelerar el proceso del tránsito hacia una sociedad mejor.” Ernesto Guevara. 

No comments:

Post a Comment