Pages


HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

Monday, June 15, 2015

Esto es el final

Esto es el final.

Esto es. Semana 10 y unos días antes de que volvamos al Reino Unido. Los 70 días notables que pasamos en la extraordinaria, forma de tazón, bulliciosa ciudad de La Paz casi terminan.
Antes de que tome parte del programa ICS, Bolivia era un misterio para mí. A pesar de navegar por internet durante horas interminables antes de mi partida, me quede perpleja sobre la situación de Bolivia. Claramente recuerdo los blogs no muy amables, las impresiones negativas y lo más importante el hecho de que Bolivia es el país más pobre en latino américa. Es comprensible, mis expectativas de Bolivia fueron asimétricas y tendenciosas.


Afortunadamente, mi nesciencia no duro por mucho tiempo. Todo cambio cuando  aterrizamos en el aeropuerto más alto de El Alto (4,061m). Se llevaron mi respiración, no solo por la altitud, sino también por el maravilloso Illimani, una cumbre alta (6,438m)



Mis cambios de percepción continuaron cuando entre a la casa de los González, encontrado en un acogedor barrio suburbano (bolognia) escondido entre las formaciones de roca en el sur de La Paz. Bienvenida por mi mama de acogida Cecilia y mi hermana Daniela, al instante me sentí como en casa. Todas mis preocupaciones e inquietudes sobre mi vida en Bolivia se fueron.
Y aquí estoy 68 días después, recordando mis primeras impresiones de Bolivia y el impacto del programa ICS en mí y en la comunidad. Ha sido una experiencia muy enriquecedora y que cambia la vida, como también el gran honor de haber formado parte del proyecto Ciudadanos del Mundo,  el equipo que trabajo en la sensibilización sobre la contaminación acústica y la reducción de sus niveles en la ciudad de la paz. Trabajar en el Servicio Internacional me dio un gran punto de vista de cómo es ser parte de una organización de desarrollo internacional.  Por otra parte, me dio la independencia para descubrir las raíces de los problemas de desarrollo en Bolivia, así como evaluar críticamente los objetivos de desarrollo en un contexto internacional.

Una exposición de fotos con el título 'La Paz en paz'



Por otro lado, mi inmersión cultural en el estado plurinacional de Bolivia me ha mostrado la importancia de la inclusión de diferentes naciones y varias comunidades políticas. Bolivia tienen la mayor representación de los pueblos indígenas que representa el 62% de la población con los grupos mayores siendo Aymara, Quechua y Guaraní. La situación política de Bolivia también me ayudo a entender como los diferentes sistemas políticos influyen en el curso de desarrollo y lo más importante- la vida de las personas. Vivir en Bolivia me recordó lo importante que es trabajar para minimizar la disparidad entre la desigualdad  económica y social que todavía están presentes aquí. Aunque clasificado como tener ¨niveles medios de desarrollo humano¨, según el informe de las naciones unidas del 2002, Bolivia ocupa el número 114 de un total de 173 países que lo acerca a las personas con bajo desarrollo humano. Las disparidades en Bolivia se pudieron observar fácilmente como antes de salir del centro de la ciudad e ir al sur de La Paz, donde te sientes como si estuvieras en Europa. Por otra parte, una visita a El Alto-el centro urbano de crecimiento más rápido en América Latina, te tomaría un par de décadas, con sus calles sin pavimentar, casas sin terminar de ladrillo rojo sin terminar y falta de un buen sistema de alcantarillado.




Trabajar en Bolivia fue un reto. A pesar de la cancelación de numerosos talleres, dificultad en la organización y la facilitación, el proyecto ¨Ciudadanos del Mundo¨ que se refiere como el ¨equipo de cebra¨ hicieron todo lo posible para lograr un cambio positivo en la comunidad. No solo trabajamos en la contaminación acústica, sino también en el empoderamiento de los jóvenes adultos cebras-que vienen de fondos difíciles. Contratados por la municipalidad de La Paz, todos los días se visten con un traje de cebra y van alrededor de las calles más bulliciosas de La Paz para crear conciencia sobre la contaminación acústica, ciudadanía activa y por ultimo pero no menos: difundir el amor de cebra, ayudando a la gente a escapar de su rutina diaria. Fueron las personas más increíbles que conocí durante mi estancia en Bolivia. Ninguno de ellos hablaba inglés y solo algunos  asistían a la universidad. Cada martes por la mañana llegaban curiosos y emocionados de aprender. Trabajar con ellos fue un gran honor para mí. Estos martes por la mañana no podía parar de reflexionar sobre el acceso de diferentes oportunidades que tenemos en todo el mundo y cómo influyen en el curso de nuestras vidas. También me hizo pensar como a veces las cosas pequeñas son las que hacen un gran cambio. Gracias cebras por ser parte de mi experiencia ICS!


No comments:

Post a Comment